Amo estar aquí y amo que estés aquí.

Blog

No pongas los pies en la tierra

Les han dicho “Eso no se puede… ponga los pies sobre la tierra” ? No. No pongan los pies sobre la tierra:

  1. Levántelos hasta donde quiera. Sueñe, sueñe lo que sea!!! Motívese con eso y piense que lo va a cumplir.
  2. No importa si lo logra o no… el resultado es lo de menos. Pero atrévase a intentarlo por más loco que parezca ¿Si otros pudieron, yo por qué no?
  3. Ríndase si es necesario. Eso nos hace bien…. soltar!! Aceptar la vida, pero eso sí, levantarnos de nuevo con otro sueño y a continuar porque “este sí lo logro hijuepucha”.
  4. Permítanse sentirse tristes, sentirse frustrados, sentir que no pueden más porque ¿Saben qué? Eso nos reinicia.
  5. No pongan los pies sobre la tierra. No sigan todo lo que dice la gente, no les de pena los “sueños ridículos”. ¿Pena de quién o qué?
  6. Es más sabe que: haga lo que se le dé la gana, porque es la única forma de tener paz. Piense en usted mismo, invítese a comer su plato favorito, y cuando se mire al espejo siéntase orgulloso por todas las cosas buenas y malas que ha hecho, a la final eso es lo que nos ha hecho crecer.
  7. El alma se llena de ilusiones. No ponga los pies sobre la tierra y eso sí, no le pida a los demás que lo hagan.

Y a ustedes ¿Qué los mantiene sin los pies sobre la tierra?

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Truittear
Share on whatsapp
Compartir
Share on telegram
Compartir
Comenta ¡Te leo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar este formulario acepto la Política de tratamiento de datos.

Nati Perea

Buscador

Etiquetas

Sueños Metas Sueña empoderamiento

Te doy este mensaje

¡Los sueños se trabajan!
No estás aquí­ por casualidad.
Deja de pensar en la vida y resuélvete a vivirla.
Siente como el alma baila dentro de tu cuerpo.
Sueña con los pies en la tierra y la mirada en el cielo.
No es fácil pero sí muy posible.
Crea una vida con sentido.
El dí­a que entendí­ que lo único que me voy a llevar es lo que vivo, empecé a vivir lo que me quiero llevar.
No es solo vivir, es sentirse vivo.
Un día mirarás atrás y dirás ¿Viste como tú sí podí­as?
Nati